Panfletos británicos y un reciente artículo de opinión publicado en un dudoso medio de noticias revelan que la campaña de propaganda del Reino Unido ha llegado a niveles alarmantes: el Reino Unido ahora distorsiona los hechos y los documentos a los cuales el Gobierno británico ha prestado históricamente su aquiescencia.

Después de la Revolución de Mayo de 1810, las Provincias Unidas del Río de la Plata llevaron a cabo actos demostrativos del ejercicio efectivo de la soberanía sobre las Islas Malvinas. Como ejemplo, hay correspondencia de José de San Martín quien, en 1816, solicitó el envío a la capital de las Provincias Unidas de los presos en Patagones y Malvinas.

El acto de posesión de las islas ejercido en 1820 por el Coronel David Jewett en representación de la Argentina, entonces Provincias Unidas del Río de la Plata, es otro ejemplo de importancia primordial. Tanto es así que se convirtió en otro blanco de la propaganda británica en su intento de distorsionar la realidad y la verdad histórica.

A principios de 1820, el Coronel David Jewett, oficial naval nombrado oficialmente por el Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata fue enviado a tomar posesión de las Malvinas. Balleneros y pescadores de diferentes países participaron en el evento.

Este hecho tuvo amplia repercusión en periódicos internacionales de la época a través de una “Circular” que informó al mundo de la toma oficial de posesión de las islas “en el nombre del Supremo Gobierno de las Provincias Unidas de América del Sur”.

No sólo “The Times” de Londres publicó la circular el 3 de agosto 1821, sino también “El Redactor” de Cádiz, España, y el Salem Gazette. El Reino Unido se mantuvo en silencio y jamás protestó ante este acto soberano.

David_Jewett_-_Redactor_de_Cádiz_-_Agosto_de_1821

El Gobierno argentino adoptó varias medidas en apoyo de su soberanía sobre las islas, incluyendo el nombramiento de gobernadores, la promulgación de legislación pesquera y el otorgamiento de concesiones internacionales. La propaganda británica parece ignorar todos estos hechos.

Así como el hecho de que, en 1825, Gran Bretaña reconoció a la Argentina como Estado soberano e independiente y no hizo ninguna reserva en relación con el ejercicio de la soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas, que para entonces no sólo era pacífico sino, además, público.

Es sólo ahora que la propaganda británica niega la existencia misma de la “Circular”, publicada en The Times y acusa a Argentina de una maniobra. Cualquier persona sensata interesada puede confirmar la autenticidad de este hecho consultando los archivos de The Times del 3 de agosto 1821, donde encontrará que la Circular sí fue publicada y nunca fue protestada por el Reino Unido.

La “Circular” aparece en el extremo inferior derecho de la hoja en la versión papel (The Times, Londres, viernes 3 de agosto 1821). Si la “Circular” fue posteriormente reproducida fuera de su formato original, ello no disminuye la importancia vital de este hecho ni su autenticidad. Cualquier reclamo en contrario es simplemente falso.

Times-3-august-1821-Falklands

Advertisements