El Duque de Wellington no era el único funcionario británico de alto rango que tenía dudas sobre los presuntos títulos británicos sobre Malvinas. Hay toneladas de documentos en los que diferentes funcionarios expresan su preocupación sobre sus supuestos “derechos”.

Por el contrario, los funcionarios del Gobierno argentino nunca tuvieron duda alguna de que las Malvinas pertenecen a Argentina y ese hecho se refleja en miles de documentos, incluyendo mapas.

Recién ahora propagandistas británicos acusan a Argentina de no reflejar su soberanía sobre las islas en los mapas oficiales publicados en el siglo XIX. Hay especialmente un mapa en cuestión sobre la que la propaganda Reino Unido trata de distorsionar la historia y la realidad: el mapa de Latzina de 1882. Tras 130 años de la publicación del mapa, la propaganda británica argumenta recién ahora que el color en el que se se representan a las islas es similar al utilizado para Chile y Uruguay.

Este mapa muestra las islas como “Islas Malvinas” y por ello parte de Argentina.

El mapa Latzina de 1882 fue confeccionado a solicitud del Gobierno de la Nación y refleja las diferentes oportunidades agrícolas para los inmigrantes. Representa las regiones aptas para la agricultura a lo largo de todo el territorio de la Argentina y las  regiones están diferenciadas con diferentes tonalidades de color. Las Malvinas tienen el mismo color beige pálido utilizado para la ciudad de Buenos Aires, dado que ambos territorios ofrecían las mismas escasas oportunidades agrícolas: escasas.  Puede verse fácilmente que el color utilizado para el territorio continental de la Argentina también varía en función de las regiones agrícolas según las oportunidades que ofrecen.

Además, si las Malvinas no hubieran sido representadas como parte del territorio de Argentina, ¿por qué el mapa incluye detalles de todos los accidentes geográficos como lo hace respecto del resto del territorio nacional argentino? ¿Y por qué el mapa no incluye los accidentes geográficos de Uruguay y Chile?

Si se lo observa con atención puede confirmarse que no se detallan los accidentes geográficos en el caso de Chile y Uruguay, a pesar de que son del mismo color que el utilizado para las Malvinas y la ciudad de Buenos Aires. ¿Por qué no? Porque se trata de países vecinos.

El hecho es que la propaganda británica está tratando de distorsionar documentos y hechos históricos con mentiras descaradas en su desesperado intento de engañar a la opinión pública. La distorsión del mapa de 1882 es parte de esa campaña de propaganda.

Argentina siempre ha incluido a las Islas Malvinas en su cartografía oficial, con el nombre de “Malvinas”, y por lo tanto parte de su territorio nacional. Por nombrar sólo algunos, en 1886, el Instituto Geográfico de Argentina publicó un mapa que representa Gobierno de Tierra del Fuego que incluía Malvinas. En 1918, las islas se presentan como “Islas Malvinas” y, por ello, parte de Argentina en un mapa publicado por el Ministerio de Agricultura que representa todo el territorio argentino en diferentes tonos y colores según el grado de desarrollo de la agricultura y la disponibilidad de las redes de ferrocarril.

Map_of_Argentina_by_Francisco_Latzina,_1882

Advertisements