El Reino Unido tuvo dudas con respecto a sus títulos en las Islas Malvinas. Esto fue expresado por el Primer Ministro británico, el Duque de Wellington, en 1829:

“No está del todo claro para mí que alguna vez hayamos poseído la soberanía sobre esas islas. La Convención [de 1771] ciertamente no va más allá de restaurarnos en Puerto Egmont, el cual abandonamos cerca de sesenta años atrás […]. Tenemos posesión de casi todo puesto y colonia valiosa en el mundo, y confieso mi deseo de evitar que llamemos la atención y los celos de otras potencias por extender nuestras posesiones y establecer un ejemplo que incite a la toma de nuevos territorios. Pero en este caso en el cual nuestro derecho a poseer algo más que Puerto Egmont es disputado, y al menos dudoso, es muy deseable evitar tales actos”.

Fuente : Letter from the Duke of Wellington to Sir George Murray (Foreign Office), in WELLESLEY, Arthur Richard, 2nd Duke of Wellington (Ed.), Dispatches, correspondences and memoranda of field marshal Arthur Duke of Wellington, vol. VI, New York, Kraus Reprint Co, 1973, pp. 48-49.

Advertisements